jueves, 5 de abril de 2012

RIZADORES DE PESTAÑAS




Tener unas pestañas largas y rizadas, creo, es el deseo de cualquiera, por lo menos el mío, desde mi adolescencia buscaba que mis pestañitas tuvieran esa forma tan deseada, como las del anuncio de L'oreal, y ¿quien no, las quisiera tener así?, aunque seguro que habrá algún truquito en dichosos anuncios. La verdad que desde entonces le hecho mano a cualquier cosa que me las deje rizadas, pero ninguno deja las pestañas tan bonitas como los rizadores, y no vale cualquiera.


No todo vale, y más cuando de nuestras pestañas se trata, debemos utilizar un rizador que no maltrate nuestras pestañas y sobre todo que las deje como si fueran naturales.

El rizador es un instrumento, que muchas lo ven como una herramienta de tortura, algunas mujeres lo miramos con recelo, quizás por que hemos tenido algún contratiempo con él, como por ejemplo un pellizco, dos o tres, y hemos decidido dejarlo a un lado. Sin embargo, un rizador bien usado, puede hacer maravillas con nuestra mirada, agrandando y embelleciendo los ojos.


Y para tener esas pestañas que ansiamos, hacemos lo siguiente:
  • Tener las pestañas limpias ( sin restos de rimmel).
  • Comenzamos rizando las pestañas cerca del lagrimal, e intentando colocar el rizador lo más cerca del párpado.
  • Aguantamos con el rizador presionado 10 segundos.
  • Repite la misma operación, esta vez cogiendo otra sección de pestañas colocando el rizador al extremo del párpado.
  • Por último aplica rímmel.


Cada vez más, van surgiendo más tipos de rizadores:

  • El rizador de pestañas metálico: el de toda la vida, en forma de tijera, riza las pestañas haciendo presión sobre ellas.




  • Rizador de pestañas de plástico: tienen una forma más moderna que consiste en un mango, y funciona también haciendo con la presión de  gomas generada por un resorte. También vienen en versión mini, para llevar en el bolso.



  • Rizador de pestañas tipo pinzas: este rizador está indicado, para las pestañas del angulo externo del ojo, actúa como el rizador normal, sólo que con este tienes que ir de pestaña en pestaña.



  • Rizadores de pestañas térmicos: es como el rizador de plástico pero con calor, el efecto del rizado es más duradero gracias a la temperatura del rizador que no supera los 37º,  tarda un poco en calentarse.


  • Peine térmico: viene en forma de peine con una pequeña resistencia de calor en la punta, este rizador puede usarse después de la máscara. Hay que esperar un minuto a que se caliente, y el rizado es muy duradero. 

  • Permanente de pestañas: Esto sólo lo realizan profesionales, dura hasta ocho semanas y consiste en utilizar pequeños rulos para rizar las pestañas, y además también se tiñen para que se vean más intensas.



Existen también máscaras de pestañas con agentes en sus formulas, que rizan las pestañas, pero no es tan notable como cuando se hace con un rizador.


Un buen rizador debería  ser lo suficientemente ancho para que quepan las pestañas, tener un buen agarre, que no resbale cuando apretemos, que las gomas no sean ni muy blandas ni muy duras, y lo ideal sería que lleve algún recambio.

Existen diferentes formas y marcas de rizadores, sea cual sea el que tengamos, debemos limpiarlo siempre con un bastoncillo impregnado con un poquito de tónico, y/ó lavarlo con agua y jabón.




1 comentario:

  1. Hola guapa! Gracias por seguir mi blog, estoy dandole un vistazo al tuyo y tienes post muy interesantes, como este, mi hueso duro siempre han sido las pestañas, las tengo muy rectas y el rizador me da escalofrios! no me gusta nada la sensación, jajaja, no lo uso por eso. Una vez me hice la permanente y no lo vuelvo a hacer, conforme se me iban cayendo las pestañas parecia algo raro los ojos...un besote y yo tambien te sigo!

    ResponderEliminar

No te vayas sin comentar...gracias.